Skip to navigationSkip to content

1 2 3 4 5 6

You are here

Manda Narices al Hospital

Manda narices que haya niños ingresados en el hospital y no jugando con sus amigos. Manda narices que sus familias les acompañen en la habitación en lugar de poder estar todos juntos en el parque. Manda narices que estas cosas pasen, pero ya que no podemos evitarlo ¿y si entre todos intentamos que sean más felices? Felices ¡por narices!

Por eso desde la Fundación Theodora y a través de nuestro equipo de artistas profesionales conocidos como Doctores Sonrisa, trabajamos para que todos los niños y niñas hospitalizados puedan seguir siendo niños aunque estén hospitalizados. Puedan seguir siendo felices. Felices ¡por narices!

Y es en esta parte de la historia donde tú nos puedes ayudar, ¡manda narices al hospital!

Gracias por ayudarnos a cumplir un sueño: que todos los niños hospitalizados reciban la visita de un Doctor Sonrisa.

Campaña Felices ¡por narices! - Colabora

¿Cuántas veces tengo que dormir todavía hasta que vuelva el Dr. Sonrisa?

¿Cuántas veces tengo que dormir todavía hasta que vuelva el Dr. Sonrisa?

Adriana, paciente de cuatro años

Todo empezó el 28 de Julio del 2008

Todo empezó el 28 de Julio del 2008, mi hija Natalia tenía 2 años y 4 meses y la tuvimos que ingresar en la Maternidad de O´Donnell para realizarle una prueba por un problemilla en los riñones (gracias a Dios nada grave). Solo estuvimos dos días pero no se me olvidará en la vida, lo que allí viví, oí y sentí se me quedó grabado para siempre. El martes por la tarde llegó con la visita de la Dra. Cariburí, nada más verla Natalia miraba con ojos como platos lo que allí pasaba.

Silvia de Andrés, socia y voluntaria

Testimonios