Skip to navigationSkip to content

1 2 3 4 5 6

You are here

Hazte patrocinador

El trabajo de los Doctores Sonrisa sería imposible sin el apoyo de empresas y entidades públicas que colaboran como patrocinadores de la Fundación Theodora. Las empresas son cada día más conscientes de la importancia de colaborar con su entorno inmediato a través de su departamento de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Este tipo de apoyo a la sociedad presenta multiples ventajas: notoriedad, imagen de marca, cercanía con el público objetivo y hace patente la implicación del patrocinador en la mejora de los derechos de la infancia. Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

 Este tipo de apoyo a la sociedad presenta múltiples ventajas:

  • Participar de una forma positiva en tu comunidad
  • Hace patente la implicación de la empresa en la mejora de los derechos de la infancia.
  • Notoriedad e imagen de marca
  • Cercanía con el público objetivo

Y si quieres, ¡te llevamos a los Doctores Sonrisa para que todos los empleados de la empresa conozcan la iniciativa!  ¿Conoces nuestro Smiling Tour?

Beneficios Fiscales

La acreditación del Ministerio de Economía y Hacienda hace posible que los donantes de la Fundación Theodora disfruten de los beneficios fiscales de la Ley de Mecenazgo.

  • Para las aportaciones realizadas por personas físicas: darán derecho a una deducción del 25% del importe de la donación de la cuota íntegra del IRPF.
  • Para las aportaciones realizadas por personas jurídicas: darán derecho a una deducción del 35% del importe de la donación de la cuota íntegra del Impuesto sobre Sociedades.

El trabajo de los Doctores Sonrisa sería imposible sin el apoyo de empresas y entidades públicas que colaboran como patrocinadores de la Fundación Theodora. ¡Ayúdanos a hacerlo posible!

 

Todo empezó el 28 de Julio del 2008

Todo empezó el 28 de Julio del 2008, mi hija Natalia tenía 2 años y 4 meses y la tuvimos que ingresar en la Maternidad de O´Donnell para realizarle una prueba por un problemilla en los riñones (gracias a Dios nada grave). Solo estuvimos dos días pero no se me olvidará en la vida, lo que allí viví, oí y sentí se me quedó grabado para siempre. El martes por la tarde llegó con la visita de la Dra. Cariburí, nada más verla Natalia miraba con ojos como platos lo que allí pasaba.

Silvia de Andrés, socia y voluntaria

¿Cuántas veces tengo que dormir todavía hasta que vuelva el Dr. Sonrisa?

¿Cuántas veces tengo que dormir todavía hasta que vuelva el Dr. Sonrisa?

Adriana, paciente de cuatro años

Testimonios