1. Inicio
  2. Colabora

Hazte voluntario

Los Doctores Sonrisa son artistas profesionales que adecúan sus capacidades para visitar a los niños hospitalizados con las máximas garantías de calidad. Ellos son los que van día a día al hospital, pero tú también puedes ayudarnos de muchas otras formas. Para nosotros es muy importante esa labor de apoyo por parte de nuestros voluntarios. Vuestra energía, solidaridad y compromiso nos ayuda a hacer posible que, cada día, podamos destinar la mayor parte de nuestros fondos y energías al cumplimiento de nuestra misión: llevar ilusión a los niños y niñas hospitalizados.

Como voluntario o voluntaria de Fundación Theodora puedes colaborar en:

  • apoyo en las labores de la oficina: gestión de bases de datos, dossier de prensa, investigaciones, atención telefónica, ...
  • apoyo en eventos: montaje y desmontaje, recepción de invitados, mesas informativas, ...
  • voluntariado on-line: en función de las habilidades de los voluntarios (diseñadores gráficos, traductores, asesores especializados…)


¿Cómo quieres ayudarnos? Escoge la forma de colaboración que más se adapte a tus circunstancias y preferencias, escríbenos a nuestro mail y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

¡Muchas gracias por ayudarnos a repartir sonrisas! 

 

Hazte voluntario

 

"Lo que mas me aporta mi trabajo como voluntario en Theodora es ayudar en su trabajo a gente tan implicada en una causa tan bonita como son las sonrisas de unos niños. Porque en el fondo aunque sea una parte mínima, me hace sentirme participe de ello".

 

Socia de Theodora y madre de Antonio, niño de 1 año ingresado en el Hospital del Niño Jesús de Madrid.

Sólo quiero deciros que más que nunca, sé lo importante que es vuestra labor y lo orgullosa que me siento de contribuir con un poco, a lo mucho que significa para un niño enfermo un
ratito de felicidad.

Begoña, madre de María

Soy mamá de una niña llamada María que estuvo el viernes hospitalizada por una intervención en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. La pequeña María tuvo la oportunidad de conocer a la doctora Cariburí, una doctora formidable que fue capaz, con su alegría, de hacer la estancia hospitalaria a María mucho más agradable. Enhorabuena por vuestro trabajo.