1. Inicio
  2. Colabora

Hazte voluntario

Los Doctores Sonrisa son artistas profesionales que adecúan sus capacidades para visitar a los niños hospitalizados con las máximas garantías de calidad. Ellos son los que van día a día al hospital, pero tú también puedes ayudarnos de muchas otras formas. El voluntariado de la Fundación Theodora colabora principalmente en:

  • apoyo en las labores de la oficina: gestión de bases de datos, dossier de prensa, investigaciones, atención telefónica...
  • apoyo en eventos: montaje y desmontaje, recepción de invitados
  • voluntariado on-line: en función de las habilidades de los voluntarios (diseñadores gráficos, traductores, asesores especializados…)


¿Cómo quieres ayudarnos? Si tienes interés en ser voluntario contacta con nosotros en nuestro mail y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

¡Ya teneis a vuestra disposición el boletín con las actividades de los voluntarios del ultimo año! Podéis descargarlo pinchando aquí.

 

Hazte voluntario
"Lo que mas me aporta mi trabajo como voluntario en Theodora es ayudar en su trabajo a gente tan implicada en una causa tan bonita como son las sonrisas de unos niños. Porque en el fondo aunque sea una parte mínima, me hace sentirme participe de ello".

 

Silvia de Andrés, socia y voluntaria

Todo empezó el 28 de Julio del 2008, mi hija Natalia tenía 2 años y 4 meses y la tuvimos que ingresar en la Maternidad de O´Donnell para realizarle una prueba por un problemilla en los riñones (gracias a Dios nada grave). Solo estuvimos dos días pero no se me olvidará en la vida, lo que allí viví, oí y sentí se me quedó grabado para siempre. El martes por la tarde llegó con la visita de la Dra. Cariburí, nada más verla Natalia miraba con ojos como platos lo que allí pasaba.

Roser, Mª Ángeles y Olga. Coordinadores docentes de la escuela Universitaria de Enfermería del Hospital Vall d´Hebrón

Nuestra experiencia como docentes en el pasado Curso del Artista Hospitalario ha sido muy agradable y enriquecedora. Para nosotras era una primera experiencia en la docencia de profesionales no sanitarios, por ello hemos vivido la preparación y exposición de las clases con mucha ilusión. Finalmente nos quedamos con la importancia que la Fundación Theodora da a la formación de sus artistas hospitalarios y con la gran humanidad de las personas con las que hemos compartido esta experiencia.