1. Inicio
  2. Colabora

Manda Narices al Hospital

Manda narices que haya niños ingresados en el hospital y no jugando con sus amigos. Manda narices que sus familias les acompañen en la habitación en lugar de poder estar todos juntos en el parque. Manda narices que estas cosas pasen, pero ya que no podemos evitarlo ¿y si entre todos intentamos que sean más felices? Felices ¡por narices!

Por eso desde la Fundación Theodora y a través de nuestro equipo de artistas profesionales conocidos como Doctores Sonrisa, trabajamos para que todos los niños y niñas hospitalizados puedan seguir siendo niños aunque estén hospitalizados. Puedan seguir siendo felices. Felices ¡por narices!

Y es en esta parte de la historia donde tú nos puedes ayudar, ¡manda narices al hospital!

Gracias por ayudarnos a cumplir un sueño: que todos los niños hospitalizados reciban la visita de un Doctor Sonrisa.

Alejandra Iglesias Cabrejas, Escuela Hospital Universitario de Santiago de Compostela

El doctor sonrisa alegra las tardes del hospital para los niños y todo lo que les rodea, esperan impacientes su llegada y se les ve muy felices con ellos, incluso nos animan a nosotros en ocasiones.
Por lo que nos cuentan los niños y sus familias las visitas son muy agradables y deseadas por todos, ya que sacan una sonrisa de donde a veces es casi imposible hacerlo

Montse, mamá de Juliá

Gracias por esos pequeños grandes momentos de felicidad! Por ayudarnos a respetar su infancia y darnos fuerza a los padres y madres para seguir al pié del cañón. Gracias por traernos la mejor de las medicinas: el sonido de la risa de un niño.