1. Inicio
  2. Colabora

Manda Narices al Hospital

Manda narices que haya niños ingresados en el hospital y no jugando con sus amigos. Manda narices que sus familias les acompañen en la habitación en lugar de poder estar todos juntos en el parque. Manda narices que estas cosas pasen, pero ya que no podemos evitarlo ¿y si entre todos intentamos que sean más felices? Felices ¡por narices!

Por eso desde la Fundación Theodora y a través de nuestro equipo de artistas profesionales conocidos como Doctores Sonrisa, trabajamos para que todos los niños y niñas hospitalizados puedan seguir siendo niños aunque estén hospitalizados. Puedan seguir siendo felices. Felices ¡por narices!

Y es en esta parte de la historia donde tú nos puedes ayudar, ¡manda narices al hospital!

Gracias por ayudarnos a cumplir un sueño: que todos los niños hospitalizados reciban la visita de un Doctor Sonrisa.

Enma, niña hospitalizada

Gracias a todos los Doctores Sonrisa por hacernos a todos reir y pasar un rato muy agradable. Soy Emma y tengo 4 años, estuve ingresada en el Hospital San Rafael y fué la Dra. Lunarcita, para mí fue como la mejor medicina que me podían dar ese día. Enseñé a mis amiguitos del cole la foto que nos regaló de todos los Doctores Sonrisa y mi experiencia y hemos colgado la foto en nuestra clase

Alba, adolescente hospitalizada

Hace tres años yo estaba ingresada en el hospital de Santiago, en pediatría. El día que llegué allí me sentía realmente sola. No podía recibir visitas de mi familia hasta que mi salud mejorase. Estaba llorando cuando alguien abrió la puerta. La verdad es que me quedé alucinando cuando vi que un payaso entraba en mi habitación. El doctor Niquete me sacó una sonrisa en el peor momento de mi vida. Lo digo de corazón, muchísimas gracias.